jueves, 11 de septiembre de 2014

la escases de agua en colombia

La sequía que padece la ciudad desde noviembre ha hecho que los samarios cambien su rutina diaria. En algunas viviendas tienen que bañarse con balde y totuma y reutilizar el agua para descargar los inodoros. Lavan los platos en recipientes y dejaron de usar lavadora para hacerlo como en los viejos tiempos: a mano.
Las únicas zonas de la ciudad que tiene suministro de agua normal es El Rodadero y Pozos Colorados; en el resto, el agua solo llega algunos días por algunas horas.
A Facuseh Martínez, residente en el conjunto Villas del Libertador II, la falta de agua le alteró el sueño. Los fines de semana no duerme tranquilo. Desde la noche del viernes hasta la madrugada del lunes, días programados por la empresa Metroagua para prestarles el servicio de acueducto, tiene que levantarse varias veces para ver si ya llegó el agua y así conectar una motobomba que mande el líquido a la alberca.
“Nos levantamos a la medianoche, a las 2 y a las 4 de la madrugada, esperando el agua. A veces hay días que pasamos de largo porque no llega”, dijo Facuseh.
Como él, sus vecinos han tenido que comprar motobombas y hasta 25 metros de manguera porque “por gravedad nunca se nos va a llenar la alberca”, dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada